Hanna Gabriels: más allá del boxeo

Reconocida boxeadora y campeona mundial, Hanna Gabriels es más que una deportista: es una empresaria, madre, mujer empoderada y muy creyente, dedica toda su vida y triunfos a Dios y a su familia.

En Revista Yume tuvimos la oportunidad de hablar con esta reconocida figura costarricense.

¿Quién es Hanna Gabriels?

Pese a que lo que más escuchamos de Hanna son sus triunfos a nivel deportivo, hay muchos otros aspectos sobre ella que posiblemente nos sean desconocidos, pero que son parte importante de su vida y han ayudado a su formación personal y profesional.

Hanna Gabriels es una mujer multifacética: es deportista, madre, empresaria, pero sobre todo, se describe como una Hija de Dios, «de la cual Él ha sido misericordioso, a la cual le ha tenido muchísima paciencia«.

Es una mujer que quiere dejar un legado poderoso y ser un parámetro para que otras personas entiendan que pueden llegar lejos.

«Creo que con mis diferentes experiencias puedo servir de herramienta para que otras personas que se identifican con las experiencias mías entiendan que siempre hay un día nuevo para intentar las cosas, para hacerlo mejor y que somos merecedores de todas esas cosas buenas, siempre y cuando estemos dispuestos a pagar el precio y siempre y cuando estemos dispuestos a reconocer nuestra cuota de responsabilidad en los errores que cometemos y por lo demás él hace que todo su esfuerzo tenga frutos y a llevarte a lugares donde uno jamás se imaginó.»

Por supuesto, Hanna tiene muchos otros hobbies fuera del mundo deportivo.

«Estar con mi hija, últimamente ese es uno de mis hobbies más grandiosos, ahora que está tan grande, que entiende todo y que es su propia personita uno realmente disfruta muchísimo verla crecer, y aparte de eso estar con mi familia, cocinar, y creo que no es un hobbie pero una de mis grandes pasiones es trabajar en la parte social, con gente y ayudarlos a encontrar su camino y verlos victoriosos es una de las cosas que más me gustan.»

El boxeo

Para nadie es un secreto que el deporte que más se practica y del cual se hace mayor publicidad en Costa Rica es el fútbol. Sin embargo, Hanna prefirió dedicarse al boxeo, un deporte que según ella asegura, fue el que la eligió.

«La verdad es que siempre he sido de las que les gusta ser diferente de los demás y la que siempre ha encontrado una oportunidad donde nadie la ve, entonces el boxeo definitivamente era el propósito que El Señor tenía para mi para poder hacer muchas otras cosas, explotar muchos otros dones y posiblemente servir de herramienta para que muchas otras personas se inspiren o se sientan motivadas a hacer lo propio teniendo en cuenta que, a nivel de mi testimonio personal nunca es tarde independientemente de cuantas oportunidades hayamos tirado por la ventana o las cosas que hayamos hecho en contra de nosotros mismos, siempre habrá un buen día para empezar y hacerlo diferente.»

El deporte en Costa Rica

Hemos visto en varios medios que muchas deportistas están siendo reconocidas por su desempeño fuera del país. De acuerdo con Hanna, gracias a los juegos Panamericanos de Lima «se visibilizó muchísimo no solo el trabajo de los atletas en general sino el de las mujeres en el deporte«, pero, ¿cómo es el apoyo al deporte en Costa Rica?

En Costa Rica no hay gran poyo al deporte, pero esto también es responsabilidad de la afición: si más gente asistiera a los eventos, las empresas se preocuparían por brindar más apoyo.

«Siempre ha sido así y no va a cambiar a menos que nosotros los atletas entendamos que si, ser atleta es algo especial, ser un atleta de élite, que logre cosas es algo extraordinario, pero también para poder ser un producto que a las marcas les interese uno tiene que llevar no solo una vida íntegra sino que también tiene que contar con otras habilidades, creo que en eso hemos fallado porque los atletas de alguna forma sienten que ya por ser atletas son merecedores del apoyo que ellos creen que necesitan o creen que se merecen, y eso está bien, pero uno siempre tiene que hacer la milla extra, siempre tiene que tratar de diferenciarse de los demás para poder tener mayores posibilidades de que esos apoyos o esas inversiones sean dirigidos al atleta como tal.»

Apoyo a los deportistas

Pese a que Hanna no puede opinar acerca del apoyo a otras disciplinas deportivas, si asegura que por su parte ha logrado conseguir mucho apoyo por parte de diferentes patrocinadores.

Estos patrocinios no son sólo económicos, sino también de productos, servicios y conocimiento. Además, con la era digital los patrocinios también cambian.

«Hemos tenido que adaptarnos un poco más a que ya no se hacen casi patrocinios por un tipo determinado sino que se hace más bien por campañas y ese tipo de cosas en redes y demás entonces uno tiene que ser muy cuidadoso con que ojalá uno tenga la entereza, digamos, de promocionar o vender cosas en las que uno crea.

Sin embargo sabemos que no todo el mundo funciona así, yo en particular intento siempre promocionar cosas que van a ser de utilidad a la gente o cosas en las que creo y me gustan y de esa manera mantengo la integridad de mi página y me puedo ayudar con los campamentos o los entrenamientos.»

Entre los patrocinadores de Hanna, menciona:

Hanna agradece todo el apoyo que sus patrocinadores le brindan en su carrera.

Dedicación al deporte

Para Hanna, en Costa Rica hay muchos obstáculos y quienes quieren dedicarse al deporte pueden llevarse muchas decepciones.

«En Costa Rica el ser atleta no es visto como se ve en otros países y además la gente no comprende en general que para poder ser un atleta de alto nivel se requiere inversión en ese proceso, y esos procesos son procesos largos, y todo el mundo en Costa Rica nos quiere ver ganar pero cuando se trata de invertir en los atletas y en todo lo que eso representa, todo el mundo es alérgico.»

Su recomendación, por lo tanto, es enfocarse y dar lo mejor, los resultados se verán con el tiempo.

«Yo diría que se enfoquen en lo que quieren, que si están haciendo lo que aman pues valdrá la pena lo que venga y lo que no venga y que procuren ir un poco más allá, aparte de hacer sus entrenamientos bien hechos y todo eso que procuren entrenarse también para ser una figura íntegra, una figura que transmita positivismo, valores, principios, porque al final la parte económica va a venir como la voluntad de Dios sea, pero creo que lo que realmente tiene valor es lo que dejamos en las personas.»

Proyecto de Ley para la Defensa Personal de la Mujer

Actualmente, Hanna trabaja en un proyecto de defensa personal, que pese a su nombre, busca el beneficio de todas las personas, ya que la violencia es un gran problema en el país.

«Ahorita nuestro país ha crecido mucho en ese sentido [el de la violencia] y necesitamos darle las herramientas a nuestras mujeres, a nuestros niños, a nuestros hombres para que se puedan defender correctamente.»

Este proyecto va más allá de la parte física de la violencia contra las personas: abarca desde el reconocimiento de nuestros propios límites, hasta el reconocimiento de situaciones y personas peligrosas, estableciendo así la manera en la que queremos que nos trate.

«Cuando uno empieza a trabajar en uno mismo en ese sentido es más fácil liar con las diversas situaciones de la vida, queremos ver de qué manera esto se incluye en las clases de escuelas y de colegios porque necesitamos darle las herramientas a nuestros jóvenes y a nuestros niños para que puedan cuidarse mejor.»

Trabajo en conjunto

El proyecto se trata de un trabajo en conjunto, que le de a las personas las herramientas necesarias para defender su dignidad, elevar su autoestima y respetar a los demás, esperando que las futuras generaciones cuenten con una percepción diferente de la vida y un respeto real por el prójimo y por si mismos, buscando estabilidad emocional, mental y espiritual.

«Sabemos que hoy en día el abuso sexual contra niños es un relajo y es precisamente porque no les hemos dado las herramientas a ellos para entender que ellos pueden defenderse, que hay personas que los quieren a salvo, que los quieren bien, pero también hay personas que les quieren hacer daño, y todas estas personas andan haciendo estas cosas terribles pues tienen todo en bandeja porque no le hemos dado las herramientas a la gente.»

Trabajando con el ACNUR

Como colaboradora de alto perfil del ACNUR, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, nombramiento que para ella es un privilegio, Hanna colabora para dar solución a la problemática de los refugiados y migrantes.

«Actualmente a nivel mundial hay más de 70 millones de desplazados, de personas que han tenido que salir de su país por amenazas reales, un temor fundado de que pueden perder su vida, la de sus familiares y demás y es una problemática mundial.»

Hanna está liderando un grupo técnico y académico con diferentes especialistas en temas de refugio y migración para juntos crear un proyecto país que le de solución a la problemática. Además, con el ACNUR realiza campañas y giras donde pueden constatar la situación de los refugiados, para explorar opciones para que favorezcan el bienestar general de estas personas, especialmente en lo que a oportunidades laborales se refiere.

«Porque este proyecto no es solo a nivel nacional sino regional y ver de qué manera los integramos a la economía nacional y de esa forma no solo ellos pueden mantenerse y cuidar de sus propias familias y de sí mismos sino hacer un aporte económico al país que los está resguardando.»

Otros proyectos

Además del proyecto de defensa y empoderamiento y su trabajo con el ACNUR, Hanna tiene otros proyectos en mente.

«Tengo algunos otros proyectos personales pero ahorita estoy en la creación de mi fundación y tengo otros proyectos personales que  bueno, de momento no quisiera mencionarlos porque apenas están naciendo digamos pero si mi enfoque está en sacar adelante el proyecto en cuanto a defensa y empoderamiento y el proyecto en cuanto a refugio y migración.»

La labor benéfica es algo para lo que siempre trata de hacer espacio pese a la gran cantidad de actividades que realiza: atleta activa, madre, profesora en Mora Boxing y actividades con patrocinadores.

«Por supuesto yo siempre estoy atendiendo actividades que generan instituciones benéficas, la comunidad, las municipalidades, en diversos lugares de Costa Rica.

Mora Boxing

Desde hace más de un año Hanna trabaja con el proyecto Mora Boxing, un gimnasio de boxeo para la comunidad que se abrió con el apoyo del alcalde del cantón de Mora: Gilberto Monge.

«Estamos trabajando no solo un proceso para juegos nacionales a nivel de competición pero trabajamos con mujeres, con personas con diferentes condiciones de salud que en otros gimnasios no pueden asistir por que no tienen dinero, porque son muy humildes, o que han ido a otros centros y como no se les pone atención o no se le está pagando a un personal terminan lesionándose entonces trabajamos en general con toda la comunidad y esa es otra de las cosas que estamos trabajando que vemos crecer y ahí vamos con eso y el proyecto más importante de mi vida que es mi hija.»

Un mensaje de motivación

Hanna tiene un gran mensaje que compartir con los lectores de Revista Yume.

«Pongan todo en manos de Dios. Yo sé que hay un montón de gente que no cree en Dios y eso se les respeta pero aunque no se crea nunca está de más en poner las cosas en manos del creador y de quien solo tiene amor por nosotros.»

Nos recuerda además que debemos hacer las cosas que amamos, que vayamos siempre hacia adelante pese a que otros no crean en nosotros.

«Todo eso existe y existe en mayor cantidad conforme vas avanzando más en la vida y creciendo y luchando por ser una mejor versión de tí mismo, así que que se hagan de oídos sordos, que vayan hacia adelante, que en la medida de lo posible traten también de ser un agente de cambio, un agente solidario, un agente de colaboración para con las personas que les rodean y que no se enojen demasiado con la gente que ha cumplido su ciclo con nosotros. «

Hanna piensa que la mayoría de las personas tienen buenas intenciones, pero en ocasiones estas intenciones se convierten en otra cosa y es entonces cuando nos debemos apartar y no envenenarnos, para no lesionar nuestras creencias, valores y principios.

«Espero en El Señor que todo les salga muy bien, que les de fortaleza cuando más la necesitan, y que en los momentos más difíciles, en los más solitarios, en los más tristes, que siempre lo puedan encontrar a Él para que renueven sus fuerzas y puedan seguir adelante.»

Jurinette Barrantes Solano

Bibliotecóloga un poco obsesionada con la lectura; de vez en cuando se de qué estoy hablando.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios