Iron Maiden y el arte de mantenerse vigentes por más de cuatro décadas

Iron Maiden y el arte de mantenerse vigentes por más de cuatro décadas Iron Maiden y el arte de mantenerse vigentes por más de cuatro décadas

Si por alguna triste razón Senjutsu fuera el último álbum de Bruce Dickinson y compañía, significaría una despedida más que digna para una banda que se ha ganado el derecho de ser considerada como una institución del género.

Maiden se permite volver a la esencia que siempre le ha caracterizado: Bruce Dickinson guiándonos de la mano de una interpretación impecable a través de letras bélicas, llenas de sentimientos y existencialismo que pintan un mundo muy similar a China (aunque la banda se ha cansado de repetir que su disco no está basado en esta cultura) cuyo único propósito es invitarnos a la reflexión.

La duración del álbum no es una sorpresa. Casi una hora y media, pero las canciones son tan ricas a nivel musical que resultan lo suficientemente entretenidas como para no ser un problema.

Mi favorita es Stratego, pues combina lo que me ha gustado desde siempre de Iron Maiden: Un riff pegajoso, una letra apasionante que captura excelentemente el sentimiento humano y a Bruce Dickinson haciendo alarde de su potente voz durante los 5 minutos que dura.

Ahora solamente queda esperar a que se anuncie una gira en Latinoamérica para el 2022, para poder disfrutar (ya sea por primera vez o nuevamente) de una banda que, afortunadamente, aún no pierde la capacidad de sorprendernos.

Jafet Brenes Mora

Jafet Brenes Mora

Colaborador de Revista Yume.