¿Qué leer? Candy Candy, la historia definitiva, de Keiko Nagita

¿Qué leer? Candy Candy, la historia definitiva, de Keiko Nagita ¿Qué leer? Candy Candy, la historia definitiva, de Keiko Nagita

La recomendación de hoy es para ponernos nostálgicos a quienes disfrutamos el animé Candy Candy. Se trata de la novela Candy Candy, la historia definitiva, de la japonesa Keiko Nagita.


 

La autora

 

Keiko Nagita publica principalmente con el seudónimo Kyoko Mizuki; a los 19 años, luego de vender su primer cuento, decide dedicarse a escribir para siempre.

 

Al escribir historias para chicas, es contratada por Kodansha para escribir en Shojo Friends, publicando varias historias durante los 70 bajo seudónimos diferentes: Ayako Kazu, Akane Kuoda, Kyoko Mizukmi y Keiko Nagita. En 1975 es cuando escribe la obra que la hará famosa a nivel mundial: Candy Candy.

Con este manga ganó el premio Kodansha Manga Award en 1977, junto con la ilustradora Yumiko Igarashi. Pero no solo esta obra le ha valido algún premio, en 2007 ganó el premio de la Asociación de Escritores Juveniles de Japón por Rainette, Kin Iro no Ringo, historia de amor entre una joven japonesa y un joven de Bielorusia expuesto a la radiación de Chernobil.

 

Luego de 18 años en pausa, en el 2008 volvió a escribir un guión para manga shonjo: Loreley, ilustrado por Kaya Tachibana.

 

La novela

 

Publicada en el año 2010, es hasta hace poco que la novela cuenta con una traducción oficial. Esta novela, como lo dice su nombre, trata de poner fin a una historia de amor, amistad, desamor, tragedia, drama y lágrimas que venimos siguiendo desde 1976 y que nos dejó varias dudas a quienes vimos el animé.

Por supuesto, también es una buena manera de que nuevas generaciones conozcan la historia de la huérfana Candice “Candy” White y su gran cantidad de amigos, quienes la ayudarán a sobrellevar varias etapas de su vida, que nunca ha sido buena del todo.

 

Abandonada desde niña y creciendo en el Hogar de Pony, Candy pasa la mayor parte de su niñez en este orfanato ya que nadie la adopta. En la novela, lo primero que leemos es una carta donde se le dice a Candy que la señorita Pony está enferma, a partir de ahí, Candy empieza a recordar su vida.

 

La historia intercala los pensamientos de Candy con la narración en tercera persona de su vida, dividiendo la novela en tres capítulos y dos capítulos extra; de acuerdo con la autora, los capítulos relatados por Candy fueron agregados que le hizo a la novela una vez que estuvo completa.

En la primera parte de la novela la mejor amiga de Candy consigue una familia y deja el orfanato, lo que sume a Candy en una gran tristeza, hasta que va a casa de los Leagan como compañera de juegos de Eliza, una niña desagradable y malcriada que se dedica a jugarle bromas pesadas junto con su hermano Neill.

 

Allí Candy conoce a la familia Ardley, y a los primeros amores de su vida: el Príncipe de la Colina y Anthony.

 

En la segunda parte, Candy y el resto de personajes van a un internado sumamente estricto en Londres donde conoce a Terry, el típico rebelde sin causa que vuelve locas a todas sus compañeras pero que a ella la exaspera aunque termina enamorándose de él (porque obvio).

 

Finalmente, la historia es relatada en forma de cartas. Esta parte en particular se torna muy apresurada y no da muchos detalles acerca de lo que pasa en la vida de Candy y sus allegados, incluso las cartas en ocasiones van en desorden, lo que confunde un poco. 

Una aclaración importante: el final es abierto, algo que no ha sido del agrado de mucha gente. La autora aclara que decidió hacerlo ambiguo para que cada quien se haga la idea que desee de quién es el amado de Candy.

 

Candy Candy, la historia definitiva es una novela llena de romance en el que una joven empieza a conocer el amor y sus distintas facetas, no solo el amor romántico sino el de su familia y amigos; es una historia en la que una muchacha sin nada llega a conseguir sus metas pese a las dificultades que se le presentan. Si has seguido la historia de Candy, posiblemente te interese leer este libro, aunque la historia prácticamente no da ningún giro diferente al que vimos en la serie pero si va dejando algunas pistas acerca de con quién queda Candy finalmente para que cada lector las vaya interpretando. Por otro lado, si te gana la nostalgia, no está de más darle una leída.

 

Eso si, no esperes ver una sola imagen de la extrovertida y aventurera “Tarzán pecosa”; por un problema de derechos de autor, la escritora no puede utilizar imágenes de su obra. 

¿Te gusta Candy? ¿Prefieres el manga, el anime o la novela?

 

Jurinette Barrantes Solano

Jurinette Barrantes Solano

Bibliotecóloga un poco obsesionada con la lectura; de vez en cuando se de qué estoy hablando.