[REVIEW] Wargroove | STEAM

Wargroove es un tributo completo a los juegos de estrategia por turnos.

A falta de un Advance Wars, muchos estudios indie han tratado de plasmar su visión del juego en propuestas bastante novedosas e interesantes. En esta ocasión el estudio Chucklefish ha logrado traernos Wargroove, desarrollado por el mismo equipo encargado de Starbound y Stardew Valley, lo que desde el inicio nos hizo prestar atención y esperar este juego.

Wargroove es mucho más que un juego similar a Advance Wars, de hecho toma los elementos de cualquier título de estrategia por turnos y se apropia de ellos con cinemáticas de ataque tan pulidas como las vistas en Fire Emblem, aunque incluye elementos adicionales. Para hacerlo aún más interesante, su campana principal dura un total de 12 horas y está llena de batallas que pueden ser largas y complicadas, además de un modo arcade con muchos desafíos y puzzles para quienes jueguen de forma local u online. Lo que más llama la atención es el editor de mapas y campañas, ya que podemos crear nuestros desafíos y batallas para compartirlas con la comunidad.

Mucho más que un simple juego de estrategia por turnos

La campaña principal inicia de forma interesante, aunque después del primer Acto pasaremos directamente a la historia central, la cual no transcurrirá con tanta emoción como ese inicio. Aunque a la historia le faltó un poco de sazón que aumente nuestra tensión por las facciones y alguna razón para pelear contra los malos, el drama no faltará.

Lo que sigue puede ser un punto de inflexión para muchos, ya que el ritmo del juego no es rápido y algunas veces se siente más largo de lo que debería. Algunas de las misiones son extremadamente largas, a tal punto de tomarnos hasta más de una hora en acabarlas en una dificultad moderada; a esto súmale que no hay checkpoints así que deberás ser más efectivo al jugar. Si estás al puro final de la misión, tras una larga hora de batalla, y por mala suerte o un mal movimiento terminas fallando, vas a tener que iniciarla nuevamente. Así que toma esto muy en cuenta por si no te gusta la frustración.

Las misiones, en general, son muy variadas y podrás experimentar diversos picos de dificultad y de objetivos. El modo arcade es más flexible en este sentido, ya que las misiones son cortas y si lo juegas en modo multijugador puedes ser aún más rápido. Si lo vemos de esta forma, la campaña es un tutorial largo para aprender a jugar de la forma correcta.

Una jugabilidad muy bien trabajada

El aspecto más trabajado de Wargroove es sin duda su combate táctico, el cual de buenas a primeras puede parecernos a Advance Wars o Fire Emblem. Las batallas siempre involucran a un ejército enfrentándose contra otro, a veces más de dos, y cada una de las facciones tomará un turno para moverse en el mapa cuadriculado. Cada unidad tendrá sus propios ataques, fortalezas y hasta debilidades. ¿Algo ya conocido cierto?

Incluso los golpes críticos tendrán ciertas condiciones, por lo que no llegarán de manera aleatoria. En Wargroove cualquier aspecto está justificado de forma táctica, por lo que solo habrá ciertos momentos donde podremos acertar golpes críticos y tendremos que prestar atención a los íconos encima de las unidades para determinar si son más fuertes o débiles contra las nuestras. Lastimosamente, el tamaño de esos íconos no es el más grande y puede resultar complicado, por lo que se agradecería que en alguna actualización añadan alguna guía o manual de debilidades para poder entender más el juego.

Como agradecimiento a los desarrolladores, siempre sabremos exactamente cuánto daño recibiremos o haremos al dar o recibir ataques, por lo que podremos planificar mejor nuestras estrategias.

¿Qué hay después de acabar la campaña de Wargroove?

Tras terminar la campaña del juego, y si eres de quienes le sacan hasta la última gota a cualquier juego, te recomiendo seguir con el modo Arcade de Wargroove. Podrás jugar a este modo tanto en local como multijugador en línea, éste último donde encontrarás mayor desafío. Lo mejor de la modalidad multijugador está en que es multiplataforma, por lo que independientemente de si juegas en Xbox One, Nintendo Switch o PC podrás conectarte con otros jugadores. Es difícil que no encuentres partida, por lo que el matchmaking es otro aspecto que Chucklefish trabajó muy bien.

Finalmente, si eres de los que te gusta crear, el editor de niveles es para ti. Aquí podrás crear, o descargar, creaciones de la comunidad, ya sean solo mapas diseñados o campañas completas. Podrás crear tu propia historia si así lo deseas, con todos los aspectos hablados anteriormente como diálogos, cutscenes, condiciones de victoria y mucho más. Algo que este estudio siempre ha apoyado es que sus usuarios sean dueños de su juego totalmente, por lo que si eres creativo podrás darle mucho contenido a la comunidad.

Comentarios finales

Wargroove es sin duda un gran juego de estrategia gracias a la profundidad y complejidad con la que sus partidas fueron diseñadas. No será suficiente pasar la campaña para entender y aprender bien cómo jugarlo, pero es gracias al modo Arcade que la experiencia de juego se ve ampliada.

Me encantó el estilo gráfico de este juego, sin duda Chuckelfish es experto en diseñar juegos pixel-art llenos de vida y muy atractivos a primera vista. Ya que Wargroove incluye tanto contenido y opciones de diseño por un precio realmente bajo, solo puedo recomendarlo a cualquiera que sea amante de la estrategia o busque un juego con mucho potencial.

Review del juego relizado gracias a un código facilitado por Chucklefish y Evolve PR.

Daniel Zuñiga

Fundador de Revista Yume. Actualmente me encuentro "retirado" por tiempo indefinido, aunque a veces me paso por aquí para recomendar juegos. Me encantan los JRPGs, las novelas visuales, Japón y el cine.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios