Tom Holland un Spider-Man como pocos

Después de ver Spider-Man Far From Home podemos asegurar que esta nueva adaptación del super héroe arácnido favorito de todos es sin lugar a dudas, una de las mejores actuaciones que hemos tenido. Y es que después de su pequeña pero emocionante aparición en Capitán America: Civil War, el Spiderman de Tom Holland se ha ido ganando el cariño y respeto de todos los fans, tanto dentro como fuera de Marvel.

No podemos hablar de esta impresionante interpretación sin mirar al pasado y ver como desde las primeras intenciones por traer al trepa muros a la pantalla grande, ha pasado por sus mejores y no tan buenos momentos. Todos recordamos al Spider-Man de Tobey Maguire, que para muchos es el verdadero, con el que crecieron creyendo en los super héroes, y por el que vivieron sueños de surcar los aires a punta de telas de araña.

Desde ver a un joven Peter luchando contra héroes más experimentados que él, villanos que por un giro inesperado son el padre de la chica que le gusta, plantarle cara a Thanos y luchar junto a los Vengadores, hasta tener que soportar la pérdida del que era su ídolo y enfrentar a un enemigo con mucha más astucia.

Y es precisamente esta última batalla, en la que podemos ver como un niño con poderes y un ideal, se ve obligado a tomar decisiones difíciles por el bien de sus seres queridos y nos recuerda aquellos dilemas por los que siempre tiene que pasar Peter al llevar una doble vida.

En definitiva, Tom nos ha regalado un Peter Parker como pocos, y eso se nota no solo a la hora de actuar; su carisma sobrepasa la pantalla, realizando muchas de las escenas del propio Spider-Man y siendo como un verdadero niño en un mundo de adultos como lo hemos podido ver en relación con sus co-estrellas de Marvel.

Con el mundo sabiendo la identidad de Peter, y Marvel revelando que este será el sucesor de Iron Man para liderar a los Vengadores junto con Capitana Marvel y Pantera Negra, solo podemos especular que le deparará el futuro a nuestro buen amigo y vecino el Hombre Araña.

Y las no tan excelentes películas de Andrew Garfield, que, si bien no llegan al nivel de las de Raimi, si nos dejaron momentos muy impactantes, como lo es la mítica escena de la muerta de Gwen; un grandioso giño a los comics que todos amamos, pero que sin duda también nos dolió presenciar. Dejando de lado muchas más en ambas películas.

Pero, ¿Por qué un Spider-Man que llega casi a finales de un universo cinematográfico logra capturar a los fans de una manera como lo hizo Tom Hollan? Repasando un poco sus dos películas y minutos en pantalla junto con los Vengadores, nos damos cuenta que es un Peter Parker en una esencia que nunca antes habíamos visto. Omitir sus origines, pero no sus comienzos fue un gran acierto.

Redacción

En esta cuenta se asignan notas que están en archivo, de usuarios eliminados o no asignados, opiniones de lectores, comunicados de prensa, etc. Si alguna nota debería estar en otra sección, se debe retirar/eliminar o debe ser revisada, favor usar el formulario de contacto.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios