[Reseña] God of War Ragnarok

[Reseña] God of War Ragnarok [Reseña] God of War Ragnarok

 

God of War Ragnarok es la última entrega de Santa Monica Studios dándonos continuidad directa de las últimas aventuras de Kratos en su vida como padre de un joven Atreus en tierras nórdicas. Luego de estas aventuras finalizando con el esparcimiento de las cenizas de la gigante Faye en la montaña más alta de los reinos nórdicos, descubrimos que Atreus en su nombre de gigante es Loki. La finalización de este juego indicaba muy difícilmente existiese una entrega posterior que superara la gran historia entregada; no obstante, el reto fue cumplido sin problemas.

Hoy Revista Yume, desea hablarles un poco SIN SPOILERS de que esperar en GOW Ragnarok.

Desde las primeras horas de la campaña parecían un título diferente. En comparación con su predecesor, Ragnarok parece ser un juego muy continuo y es aterrador correr riesgos. Nada más lejos de la realidad. De hecho, mantiene el tipo de combate que ofrece, el estilo de los puzles que tenemos por delante (aunque también hay algunos nuevos muy interesantes), y la misma gestión básica de exploración, botín, progresión y equipamiento. God f War 2018 marco un cambio de estilo de juego a sus historias griegas y pensé que el ritmo de juego se iba mantener para este y me equivoqué, es mucho más dinámico, retador e incluso permite ser mucho más variada la cantidad dinámica de combos y otros en hordas grandes de enemigos a enfrentar. Incluso, en el juego predecesor, ya se sentía nuevo y reinventado, el estudio de California hizo todo lo posible para sorprendernos a menudo con la variedad de giros en la trama, mecánicas jugables y formas épicas que son el sello distintivo de la serie. Ni un centavo menos aquí.

Un Kratos más sabio y maduro guía a Atreus a través de una historia épica sobre la importancia de ser mejor, en GOW 2018 vemos a Kratos siendo más un maestro y aquí conforme su relación avanza su comportamiento es más de padre protector. El camino que lleva a padre e hijo a través de los nueve reinos de la mitología nórdica está repleto de feroces batallas, hermosos entornos y personajes carismáticos, aliados y enemigos, que finalmente los llevarán a enfrentar su propio destino. Ragnarok es un juego absolutamente fantástico y el final perfecto para una aventura de God of War, aunque es muy posible una trilogía; favor háganos saber sus teorías en redes sociales. Este año salieron excelente juegos, pero esto no impide que sea uno de los mejores juegos del año.

Cuando nos enfrentamos a un videojuego como God of War: la secuela propuesta por Ragnarok, las comparaciones con juegos anteriores son inevitables. Gráficos, historia, combate, animación, todo se pone bajo una lupa, tratando de responder si este nuevo trabajo no solo está a la altura, sino que se despoja de la idea de ser una mera extensión glorificada. Ragnarok es un juego de acción a gran escala, lleno de momentos estridentes que se transmitirán a las generaciones futuras del juego, con batallas brutales viscerales ocasionales. La producción de más alto presupuesto, digna de Dios. Ragnarok es brutal, emocionante y muy especial. Una estructura que apueste más por la libertad y el descubrimiento en un mapa enorme sería genial para una secuela que aproveche y mejore un sistema que ya funciona bien. Es un título enormemente ambicioso, una digna continuación de un juego que se llevó todo el crédito y una gran adición a la aclamada serie que representa. De hecho, vale la pena.

God of War: Ragnarok es ante todo una expansión planeada hace cuatro años. Una aventura que se desarrolla a gran escala (según lo requiera la ocasión) y que triunfa a medida que amplía su mundo y sistema de combate. Un ejercicio de continuidad, de saber utilizar la herencia que recibe para aportar un título que supere a su antecesor. Si te gusta el reinicio de Kratos, espera más y mejor.

Ya sea por su emocionante historia, sus sorprendentes giros argumentales y sus momentos épicos, su profunda jugabilidad -que obliga a los jugadores a sacarle el máximo partido-, la gran consistencia de sus contenidos o su realismo gráfico, God of War Ragnarok es un videojuego que pone fin a las aventuras de Kratos prosperando en las tierras nórdicas. No solo eso, sino que es uno de los grandes juegos que acompañan a God of War (2018), y los fanáticos de los videojuegos deberían probar "sí" o "sí". De forma muy positiva, sí, sí, sí, absolutamente sí; No mentiría si les dijera que me molestó un poco encontrar la necesidad de desarrollar más las ideas del Ragnarok nórdico; pero bueno, eso no significa que deja de sorprender. God of War: Ragnarok es una entrega por turnos. Tiene una potencia brutal, es más épica que nunca y se basa en una narrativa que supera con creces a la entrega anterior.

Con respecto a jugabilidad, Uno de los pilares sobre los que se ha sustentado God of War desde su nacimiento ha sido su sistema de combate. Al principio, se trataba de un sistema hack'n slash con vistas isométricas. Los cambios de cámara hacen que la experiencia sea más personal y se siente aún más fuerte en Ragnarok. El juego no escatima en momentos de tensión, acción y emoción, más allá de la pantalla, logra la flexibilidad para llevarnos de batallas épicas a momentos más íntimos, y esta inmersión se traduce en una completa conexión con la figura de los deseos del jugador.

En los elementos musicales que forman parte de la esencia de cualquier Godo f War. Elementos como un coro épico, cuerdas afiladas que se destacan en las secciones relegadas a la acción y bajos que le dan un extra de majestuosidad al conjunto. Es un juego cargado de emociones que tiene una música que realmente resuena en los jugadores. El audio 3D es otro segmento que no podemos ignorar. Las personas que usen esta función de la PS5 podrán escuchar mejor lo que sucede a su alrededor. Es una experiencia diferente que hace que el combate sea más divertido, especialmente cuando tienes a Mimir en tu cintura todo el tiempo.

Finalmente, Ragnarok es un juego visualmente impresionante. No quiero hacer una valoración en profundidad, pueden disfrutas tanto en PS4, PS4 Pro o PS5 sin problemas lo impresionante. Recomiendo en PS5 jugar el modo máxima calidad únicamente. Jugando con diferentes miembros de la Revista indicaron: "Gráficamente, el juego es simplemente fantástico", “En las primeras cinco horas, nos sorprendió el salto en la calidad visual y lo bien que se desempeñó el juego.” Ragnarok ofrece una variedad de configuraciones visuales, incluido el modo de rendimiento y el modo de resolución. Si tiene un monitor o un televisor que lo admita, puede mejorar cada uno de estos modos con un modo de velocidad de cuadros alta.

Para más información sigan nuestras redes y si desean gameplay o una reseña con spoilers esperen a futuro mayor información. Es un juego de calificación de 10/10 y esperamos sea Game of the Year en los próximos Game Awards.

10 / 10 | Gráficas

Excelente

10 / 10 | Música

Excelente

10 / 10 | Jugabilidad

Excelente

10 / 10 | Ambientacion sonora

Excelente

10 / 10 | Historia

Excelente

10 / 10 | Exploracion

Excelente

10 / 10 | Resultado Final

Sello de Platino

Gerardo Chavarría

Gerardo Chavarría

Director General de Revista Yume y Fundador de EXABYTES. Redes sociales de los medios: Yume: https://www.flowcode.com/page/revistayume Exabytes: https://www.flowcode.com/page/exabytes