Reseñas Videojuegos

Reseña: Diablo 4 + Season of Blood (PC / Steam)

Uno de los mejores RPGs del año ya disponible en Steam y con mucho contenido para bastantes años de juego.

Recuerdo aquellas épocas de colegio donde uno de los juegos que más llegaba a jugar en los Cafés Internet de la época era Diablo, un RPG que rápidamente se convirtió en uno de mis favoritos y que me emocioné bastante cuando al fin conseguí una copia para mi PC, aunque con ciertos problemas de conexión ya que era algo raro tener Internet en la casa y más aún que ese fuera rápido. Aún con esos problemas, siempre me llamó mucho la atención la jugabilidad y el mundo de Diablo, por lo que trato de jugar cada entrega conforme sale.

Diablo 4 es la entrega más reciente de la franquicia, la cual desde octubre está disponible en Steam luego de algunos meses de lanzado en PlayStation 5, Xbox Series y Battle.net de Blizzard. En Diablo 4, los cultistas han convocado a Lilith y ella será nuestra principal antagonista en un mundo plagado de entidades malvadas, visiones a través de los pétalos de Lilith, misiones secundarias, muchos dungeons e infinidad de mejoras para nuestro personaje. Acá es donde el juego nos invita a iniciar nuestra aventura eligiendo entre varias clases de personajes, por lo que es importante elegir sabiamente qué estilo de juego queremos para nuestra partida. Nuestra primera partida en realidad, por que generalmente uno termina probando varias clases y personajes.

Tal como puedes esperarlo, tendrás que preparar buen espacio en tu disco sólido, ya que Diablo 4 necesita por lo menos 85GB de espacio libre; eso sin contar que para sacar la mejor experiencia del juego es necesario que lo instales en un NVMe, de preferencia Gen 4 para que los tiempos de carga sean aún más cortos. En mi caso probé Diablo 4 en mi MSI Katana 15 B13VGK con un i7-13620H, 64GB RAM, RTX 4070 e instalado en una unidad Kingston Fury Renegade; además de probarlo en mi ROG Ally donde lo instalé en una unidad TeamGroup MP44S. He pasado más tiempo jugando a este juego en mi ROG Ally ya que el juego es perfecto para jugar de forma portátil y siempre me gusta probar los juegos en este tipo de PC / Consolas, ya que siento que con el tiempo se van a volver aún más relevantes entre los jugadores.

Generalmente, he sentido que Diablo se ha enfocado mucho en el multijugador y PvP, dejando la campaña como un extra para quienes jugamos. En Diablo 4 eso cambia un poco ya que Activision Blizzard trabajó un poco más en hacer una campaña bastante brutal y con escenas increíblemente trabajadas. La historia avanzó muy bien, dividiéndose en 6 actos y que nos permitirán explorar todas las regiones del Santuario; todo combinando con un buen balance entre misiones y progreso de la aventura. Entraremos un poco vulnerables al mundo de Diablo ya que cada enemigo es capaz de hacer bastante daño, pero conforme juguemos y progresemos en la historia iremos fortaleciéndonos y creando un mejor build para nuestro personaje. Un aspecto interesante y que vale la pena destacar es que podemos elegir saltarnos la campaña desde el inicio, luego de crear al personaje, pero siento que lo mejor es no hacerlo y empezar por ahí para disfrutar más de esta obra.

Otro aspecto que siempre ha representado a la saga Diablo es su rejugabilidad, algo que desde el inicio es notorio al poder elegir entre dificultades y 5 clases distintas para nuestro personaje. Lo ideal siempre va a ser jugar con un personaje que se adapte a nuestro estilo de juego, pero tendremos la opción, como siempre, de crear más personaje y así probar aún más estilos de juego y aumentar la dificultad si somos débiles en alguna de las clases. Cómo construyamos a nuesyro personaje puede ser desfavorable, o no, pero siempre podremos gastar oro para cubrir esos puntos débiles que tenemos y es realmente sencillo hacerlo, algo bueno para los nuevos jugadores. Conforme nuestro personaje crezca en niveles tendremos que mejorar su equipo, algo que conforme juguemos desbloquearemos y de esa forma podremos afrontar los retos de la aventura. Visitando al Herrero, al Joyero, al Ocultista y al Alquimista podremos mejorar nuestro equipo y hasta repararlo, por lo que es importante siempre tener en mente que no bastará con pelear bien o subir niveles, sino que el equipo es importante, aún más buscar materiales ya que pueden ser escasos.

El sistema de dificultad nos da la posibilidad de probar distintas dificultades conforme las desbloqueemos, pero en caso de que no podamos con el desafío podremos regresar al que estábamos originalmente. Hay 4 niveles de dificultad iniciales, siendo Aventurero, Veterano, Pesadilla y Tormento, las cuales podremos ir escalando conforme jugamos y así aumentar las recompensas que recibimos. Otro aspecto bueno de Diablo 4 es que al subir de niveles los enemigos del mundo también lo harán, no se quedarán en un nivel estándar, sino que a mayor nivel mayor va a ser la dificultad de nuestra experiencia de juego. Esto puede ajustarse de igual forma, pero si mantienes esta opción activa recibirás más EXP, oro y botines; eso sí, los enemigos tendrán mayores stats y vida, así como otros aspectos que los harán más difíciles de derrotar. Si te gusta el reto también puedes activar la opción Extrema, donde se activa el perma-death y así tener un aspecto más del cual preocuparte.

Visualmente, este Diablo 4 es un juego demasiado atractivo. Donde más destaca es en la producción de sus escenas cinemáticas y eso nos mete aún más en el juego. Sin embargo, el mundo del juego también está sumamente trabajado, con un mundo abierto real por explorar y donde cada detalle gráfico está muy bien cuidado. La paleta de colores es simplemente genial y oscura, con todos saturados que resaltan aún más la belleza del Santuario, a pesar de que éste se encuentra sumido en la oscuridad. Siento que a nivel gráfico este esta es una excelente evolución de los juegos, recientemente conseguí la Prime Evil Edition para mi Xbox Series, la cual incluye Diablo 2: Resurrected y Diablo 3: Reaper of Souls, por lo que tengo bastante fresco en la memoria cómo se ven los juegos y el gran trabajo gráfico que se ha hecho con ellos de generación en generación.

Por otro lado, el mundo abierto de Diablo 4 es lo que más me mantuvo enganchado jugando. Podemos centrarnos únicamente en la campaña principal si así lo queremos, algo que acostumbro mucho hacer por temas de tiempo, pero a la vez tuve la oportunidad de apartarme un poco de eso e ir a explorar el mundo, especialmente realizando misiones secundarias o explorando dungeons que me permitieron mejorar aún más rápido a mi personaje. Todos los dungeons son entretenidos, con enemigos que varían de una a otra, siempre terminando con la clásica fórmula del jefe en la parte más profunda de esa zona. Como todos estos dungeons son opcionales, lo importante es considerarlos para aumentar la experiencia del personaje y así subir niveles con los cuales podamos mejorar al personaje rápidamente, o bien desbloquear puntos de referencia para los viajes rápidos, estatuas de Lilith que servirán para bonificaciones permanentes en nuestras estadísticas y mucho más. El juego es bastante completo y no necesariamente deberemos pasarlo de forma lineal, siempre podremos salirnos un poco del camino para explorar otras áreas del Santuario.

A nivel de banda sonora también es un juego con melodías llamativas y bastante impactantes en ciertos momentos. La ambientación además nos sumerge aún más en el mundo del juego y nos conecta fácilmente con el estado de ánimo del mundo o sus escenarios. La atmósfera del juego tuvo un gran trabajo en tofo sentido, hasta los efectos de sonido combinan bien en general; todos los sonidos combinados hacen del mundo un espacio que se siente vivo e interesante. El trabajo de los actores de voz es otro aspecto en el que Diablo 4 destaca, ya que se siente la buena producción que tuvo por detrás esta entrega, con actores que captaron muy buen la personalidad de sus personajes.

Diablo 4 es de esos juegos que se pueden disfrutar solo o en compañía, pero claramente si hacemos equipo con amigos la experiencia se va a volver mucho mejor en el Santuario. Constantemente nos encontraremos con otros jugadores en el mundo, ya que es una experiencia en línea como tal, pero si enfrentamos los retos con amigos el mundo se hace aún más llevadero y completo, especialmente algunos dungeons que requieren sí o sí que formemos un equipo. Si estás muy bajo de nivel respecto a tus compañeros tampoco deberás preocuparte, ya que el juego solo escala el nivel de los personajes de forma individual, entonces no debemos preocuparnos por ese aspecto. Por otro lado, estamos en el mundo de Diablo, entonces no todo es amistad, también podremos jugar PvP contra otros jugadores, hay áreas específicas que nos permitirán mostrar nuestras habilidades al mundo, o bien quedar como un clown. En todo caso, Diablo 4 tiene un componente multijugador increíble, ya visto en entregas anteriores, pero que hacen de este juego un must-play para los fans de la saga.


Veredicto

Una vez que completas la campaña tienes mucho más contenido por jugar, el juego puede ser eterno si así lo deseas. Los niveles de mundo, algunos logros especiales, o los contenidos de temporada como la Season of Blood que están actualmente activa, hacen de Diablo 4 un juego con suficiente contenido para muchos años. Tendremos incluso 5 clases distintas por probar, lo que nos hará iniciar con otro personaje y volver a adentrarnos en el Santuario para hacer crecer a nuestro personaje. Lo que sí te digo es que luego de terminar el juego se puede volver repetitivo, siempre terminaremos haciendo los mismos eventos una y otra vez para obtener experiencia y subir niveles.

La historia de Diablo 4 puede tomarte aproximadamente 20 horas, o más, en completarla, por lo que es corto en ese sentido. Sin embargo, si quieres desbloquear todo el contenido ahí estamos hablando de más de 100 horas de juego, eso sin contar los eventos que van a estar llegando poco a poco como lo es la Season of Blood, que incluye varios jefes nuevos para el post-game, mejoras a nivel general en el juego y mucho más. Comparando el juego a como fue lanzado y con esta nueva temporada, la experiencia de subir niveles mejoró bastante, desde el inicio se nos darán 10 puntos de habilidad y con ellos podremos ir mejorando al personaje recién entrando al juego.

Finalmente, me parece que a nivel de rendimiento Diablo 4 está muy bien optimizado, especialmente por que algunos bugs de lanzamiento ya fueron arreglados y el juego quedó en una de sus mejores condiciones. En mi MSI Katana 15 B13VGK pude jugarlo en gráficos Ultra a 1080p y a más de 120FPS, por lo que el juego no solo se veía hermoso, sino que iba bastante fluido; sin embargo, insisto que esta PC / Consola llamada ROG Ally me sorprende cada día más y fue ahí donde Diablo 4 corrió sin mayor problema en gráficos bajos y medios a 1080p, llegando a más de 50FPS. La experiencia de juego portátil realmente fue buena y me sorprende que un juego tan pesado y demandante como lo es Diablo 4 no tenga problema ahí, tuvo un muy buen trabajo de optimización conforme pasaron los meses y es ahora cuando eso se ve reflejado.

Información importante: reseña realizada gracias a un código para PC (Steam) facilitado por Activision Blizzard.

Avatar

Daniel Zúñiga

About Author

Coleccionista de juegos y amante de Japón. Fundador, director y creador de contenido para Revista Yume.

1 Comment

  1. Revista Yume – ¡Diablo IV llega a Game Pass el 28 de Marzo!

    21/12/2023

    […] Reseña: Diablo 4 + Season of Blood (PC / Steam) […]

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesará

Videojuegos

“Shin Megami Tensei 4: una dulce pesadilla”

Uno de los mejores juegos lanzados durante el 2013 para nuestra queridísima Nintendo 3DS sin lugar a dudas ha sido
Videojuegos

“Black Rock Shooter: The Game” – Un poco del por qué…

Quizá muchos de nuestros amigos y familiares se han hecho una pregunta muy común que tanto Warner como yo hemos