Reseñas Videojuegos

Reseña: Hi-Fi RUSH (Xbox Series – PC / Steam)

Deja que el ritmo de atrape.

Hay juegos que nos llegan de forma inesperada y que la curiosidad nos mata por probarlos. Este fue el caso de Hi-Fi Rush, el cual se consideró un “shadow drop” por parte de Xbox el año pasado y no dudé en probar una vez que estuvo disponible en Game Pass, siendo un juego que nos tomó a todos por sorpresa y disfruté demasiado de principio a fin. El juego fácilmente nos atrapa y no nos suelta hasta acabarlo, y por suerte ahora podemos probarlo en casi todas las plataformas disponibles.

En general, no soy bueno en los juegos de ritmo, pero en Hi-Fi Rush puedes ajustar la intensidad según tu habilidad con el mismo, por lo que puedes ir aprendiendo conforme juegas, de esta forma no se te va a hacer un juego tan complicado y puedes poco a poco ir agarrando el ritmo de la música para así retar tus habilidades y aumentar esa dificultad. Ya que recientemente el juego fue lanzado en PlayStation 5 y no tuve la oportunidad de hablar de él en Revista Yume ya que regresamos nuevamente por ahí de marzo-abril del año pasado, quiero aprovechar este espacio y su relanzamiento para recomendar y explicar por qué todos deberían jugar a Hi-Fi Rush.

Lo primero, como en todas mis reseñas, es hacer un resumen rápido de la historia y de qué trata Hi-Fi Rush. En el juego tomaremos el papel de Chai, una “estrella de rock en ascenso” (aunque no sabe tocar la guitarra) quien tuvo un accidente y tiene el brazo lastimado, por lo que en lugar de ser una persona normal y esperar a sanar, decidió ir a Vandelay Technologies a que le pusieran un brazo prostético y así regresar rápidamente a “tocar” guitarra. Sin embargo, ocurre un accidente durante el proceso y el MP3 que portaba en ese momento queda incrustado en su corazón, convirtiéndose en su núcleo y de esa forma la música se sincroniza con su mundo y, básicamente, todo a su alrededor se mueve con ritmo. Aquí es donde al personal de Vandelay Technologies no le gusta lo que ven al considerar a Chai como una anomalía, por lo que buscarán atraparlo y “arreglarlo”; es así como en el camino descubriremos la oscuridad y el plan malvado detrás de esa empresa, y Chai será el único capaz de derrotarlos. Bueno, junto a los amigos que conoceremos en el camino, ya que no estará solo.

Lo que más destaca de Hi-Fi Rush es su jugabilidad plataformera rítmica, y esto es algo bastante importante y destacable en una época donde estamos saturadísimos de juegos tipo metroidvania y plataformeros. Pero, ¿por qué destaca tanto como se dice? Pues es sencillo, el ritmo está en todo el escenario, no solo en los ataques o en ciertos QTEs, sino que al correr, saltar, realizar maniobras y demás podemos percibir el ritmo del mundo, y es realmente importante entrar en ritmo para así avanzar en los escenarios. De hecho, hasta los elementos más básicos del mundo como flores, robots y animaciones están sincronizadas con el ritmo de la música, volviendo al juego un mundo realmente vivo y disfrutable. Aquí es donde yace la diferencia de este juego con toda la masa de juegos plataformeros que salen al mercado año con año, Tango Gameworks quiso hacer algo distinto y sincronizar al jugar con el mundo, volviendo al juego completo un reto en sí.

Siguiendo con todo el tema de la jugabilidad, el sistema de combate es extremadamente entretenido gracias a ese aspecto, y si sabes un poco de música te será incluso más sencillo sentir las notas y los “beats” en tu control. En el combate es donde el juego da un giro de las plataformas al hack & slash, ya que nos enfrentaremos a hordas de enemigos que debemos vencer, pero no será tan sencillo como apretar botones y golpear. Los ataques simples son combos de notas musicales (o así se sienten debido al ritmo, vamos, pensemos en blancas, negras, corcheas, etc.), los cuales podremos combinarlos con ataques sencillos o bien terminar los combos con un ataque más pesado; también podremos aprender de forma correcta y rítmica a hacer parry e intentar bloquear los ataques enemigos. Claro, algunos escenarios requieren un parry obligatorio para poder vencerlo, pero conforme jugamos iremos mejorando un poco esa habilidad, ya que además de presionar los botones correctos es necesario hacerlo al ritmo de la música. También podremos realizar ataques especiales que se desbloquearán conforme conozcamos personajes y mejoremos a Chai en el proceso, estos ataques pueden representar una gran ventaja competitiva, especialmente cuando encontremos enemigos que tienen también sus ataques especiales o escudos, por lo que recuerda siempre estar pendiente de Chai y sus habilidades. Ni hablemos de las peleas contra los jefes, ya que me parecieron increíbles y es donde sacamos a relucir nuestras habilidades musicales, aparte de que las escenas y el montaje completo de esas peleas son un deleite visual. El más destacado, a mi parecer, fue Zanzo de innovación, pero eso se debe a que el personaje es, literalmente, un enemigo muy a lo Jojo’s y los artistas del juego no quisieron ocultarlo ya que el mismo personaje hace poses. Vencerlo incluso fue gracioso, por que cada enemigo tiene sus condiciones de derrota, pero la de Zanzo en específico era dejarlo sin presupuesto.

Como personaje jugable tendremos “únicamente” a Chai, pero ciertas partes y niveles del juego poco a poco nos van a ir exigiendo usar a nuestros aliados, los cuales ayudarán a progresar poco a poco en los escenarios al permitirnos pasar obstáculos. Algunos de estos obstáculos son algo complicados por el tiempo que tendremos para llamar a nuestro aliado, justo en este momento recuerdo una parte donde debía huir de un mecha gigante y esa parte la repetí bastantes veces, ya que se me hacía complejo tener que pensar a cuál aliado llamar en ese momento, brincar al ritmo con Chai y a la vez no ser atrapado por el robot. ¡Fue todo un logro cuando vi que gané el nivel! Pero siento que esto ya es pura memoria muscular, prueba y error, y nada que rezar no ayude. Sencillamente hay niveles así de increíbles y conforme conocemos a nuestros aliados (Korsica mi waifu del juego) la vida se nos va haciendo más sencilla por un lado, pero el reto del juego crece y vemos lo valiosos que son. Que por cierto, también debemos pensar en mejorar las habilidades de Chai con sus amigos, de esa forma podremos realizar nuevos especiales durante el combate.

Gráficamente es un juego hermoso, con un estilo más de cómics que de anime, aunque siempre robándose elementos de uno u otro. Incluso las escenas de historia son bastante entretenidas ya que el juego se cuenta en viñetas semi-animadas, manteniéndonos de esa forma pegados a la pantalla cuando están solo contando lo que está pasando o lo que sucedió recientemente. En general, todo el mundo tiene un diseño increíble y aunque los enemigos pueden pecar de “genéricos”, ¡son robots! ¿Qué esperabas? Más bien poco a poco mientras avanzamos en el juego nos van presentando nuevos tipos de robots, incluso muchos de ellos son profesiones específicas para los que fueron programados, algunos hasta inofensivos pero que son útiles para avanzar. Conforme avanzamos en el mundo de Vandelay Technologies los escenarios se van volviendo mucho más complejos, e incluso cada uno de ellos tiene mucho que ver con la personalidad del jefe de dicha área, por lo que no me queda más que aplaudir a semejante idea y a la ejecución que tuvo.

No sería un juego rítmico sin su música, algo en lo que se pulieron muchísimo ya que el juego tiene música licenciada de grupos de peso como The Black Keys o Nine Inch Nails, por lo que estamos cubiertos con muy buen rock durante toda la aventura. Las canciones están en tan perfecta sincronía con el juego que incluso parece que fueron escritas para Hi-Fi Rush, y no lo contrario que el mundo fue programado para seguirles el ritmo. Es importante recordarte en este aspecto que si eres streamer debes activar ese modo, ya que al ser música licenciada fácilmente te puede caer un reclamo por copyright; pero de igual forma, la música sin copyright para stremear es genial y también se adapta a la perfección al mundo del juego, por lo que en un modo u otro no sentí realmente la diferencia. Hay partes del juego donde los rifts de guitarra o las notas se sincronizan a nuestros ataques, por lo que el trabajo de efectos sonoros fue igual de increíble.

Finalmente, pero no menos importante, Hi-Fi Rush ha recibido mucho contenido adicional desde su lanzamiento; contenido que ha sido gratuito en Xbox y que se lanzó también en PlayStation 5. Entre ese contenido tenemos el modo Arcade que añade dos modos de juego (Asalto a la Torre y Tope de Tempo), más canciones, trajes y algunos extras. También tenemos disponible una versión Deluxe que incluye varios cosméticos para Chai, 808 (el gatito del juego), la guitarra que usamos y dinero in-game para desbloquear aún más rápido las habilidades que te mencioné más arriba. Eso sí, recuerda que ese dinero lo puedes conseguir jugando normalmente a Hi-Fi Rush, solo es un bonus para avanzar más rápidamente.


Veredicto

La verdad me gustó volver un ratito al Hi-Fi Rush y poder hablar de él para recomendarlo. Pasar la historia es algo que puedes hacer en cuestión de 16-18 horas, pero el contenido post-game es súper emocionante ya que debes erradicar completamente al “verdadero” enemigo del juego y ahí puedes tomarte hasta 30 horas o más por completar el juego. Se vuelve muy desafiante regresar a los escenarios y reintentarlos, más que comenzamos a apreciar otros detalles que quizá en la primera vuelta ignoramos y podemos subir el nivel de reto si así lo deseamos.

Hi-Fi Rush es un juego que se puede recomendar en todas las plataformas y es una excelente experiencia para cualquier tipo de jugador. Recuerda que ya está disponible en Xbox Series y PC (Steam, Microsoft Store), recientemente incluso llegó a PlayStation 5 como parte de los esfuerzos de Microsoft para llevar algunos de sus juegos a otras plataformas. Sin embargo, recuerda que si tienes suscripción a Xbox/PC Game Pass podrás jugarlo sin costo adicional y de esa forma entrar rápidamente al genial mundo de Chai y compañía. Si deseas comprarlo, su precio es de $29,99 USD en su versión estándar y $39,99 USD en su versión Deluxe.

Información importante: reseña realizada gracias a un código para PC (Steam) facilitado por Bethesda Softworks. El juego también está disponible en Xbox Game Pass.

Sigue a Revista Yume en Instagram, TikTok y Facebook.

Avatar

Daniel Zúñiga

About Author

Coleccionista de juegos y amante de Japón. Fundador, director y creador de contenido para Revista Yume.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesará

Videojuegos

“Shin Megami Tensei 4: una dulce pesadilla”

Uno de los mejores juegos lanzados durante el 2013 para nuestra queridísima Nintendo 3DS sin lugar a dudas ha sido
Videojuegos

“Black Rock Shooter: The Game” – Un poco del por qué…

Quizá muchos de nuestros amigos y familiares se han hecho una pregunta muy común que tanto Warner como yo hemos